Tuesday, February 15, 2011

unelefante sebalanceaba sobrelateladeunaraña....



El hombre de al lado es una buenísimamente insoportable película de Cohen y Duprat.
Tomas efectivas y sensibles que juegan retóricamente con el emplazamiento donde está filmada.

¿Quién es el hombre de al lado?, o ¿Qué hombre es el hombre de al lado?. Podría ser cualquiera o nosotros mismos, porque la película no habla del otro, sino de la imposibilidad de los otros, la de vivir con otros, la de vivir con el otro que es uno mismo.

Es una película sobre la extrañeza de poder ser el del otro lado.
La relación se arma en los dos extremos de la tela y allí donde se abre un vínculo, también se abre la posibilidad de algo que va creciendo y ocupando todos los espacios. Ese algo es una distancia y una molestia, que se convierte en intolerancia, que se convierte en violencia. Y eso es el hueco, ninguna de las partes es mejor que la otra porque todo aquello que no se dice empieza a crecer solo y va comiendo.

Incomodidad de vernos en todos los gestos. Incomodidad de sabernos intolerantes e (E) intolerables. Incomodidad también de no saber no dejar morir para poder respirar.

Mis/tus derechos no empiezan ni terminan donde los míos o tuyos. Mi y tus derechos son la relación indisoluble que nos une y nos ata. Son la tela de la araña y la araña. Y siempre, hay el elefante a punto de caer. La tela, señores, a veces se corta.

Labels: , , , , , ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home