Wednesday, January 26, 2011

Francia




Entre bodrio y bodrio, algunas que cortamos antes de llegar a la mitad por lo subestimados que nos sentimos como espectadores) aparece una película de Caetano, si si, Israel Adrián Caetano, el mismo de Piza, Birra, Faso o Un Oso Rojo o aquella hermosa Crónica de una fuga... con una peli interpretada por una pequeña (¿su propia hija?), Natalia Oreiro (que se resiste a aprender a actuar con uñas y dientes) y personajes (escuetos) pero sorprendentes como el de Mónica Ayos.

La historia podría resumirse en: padres separados, problemas laborales, sentimientos precarios, una violencia que no se define en actos y una niña con problemas en el cole.

La trama parece predecible y la apariencia se torna realidad en algo que ni es un drama, ni es una sátira, más se acerca a un novelón dramático con tono paródico en una maestra posmo y un psicopoli de catálogo.
Las actuaciones no apuntalan un ápice algunas buenas tomas y la poesía de fondo que quiebra el relato un poco aburrido.

Toda la peli vale dos escenas estupendamente bien filmadas con una continuidad de cámara, actores, situación excelentes... diremos, para no ser injustos, puro mérito de dirección.

Cierra con una oda a la ¿normalidad? y una crítica solapada a los sistemas de enseñanza contempo contrastando guardapolvos blancos e izado de bandera en fila con clases personalizadas en ronda, flauta y poncho pachamámico.

Labels: , , ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home