Saturday, September 16, 2006

El enemigo que llevamos dentro

sobre Private (o Domicilio Privado) de Saverio Costanzo.

Podría ser otra de guerra, podría ser otra de la seguidilla de conflictos en oriente medio o por ahí... podría ser otra película más, pero no. Con un lenguaje visual violento reconstruye la violencia, el alboroto, la alteración de los sentidos. El ojo del director-espectador, es un ojo desde adentro, vivimos todo con ellos, sus miradas, sus escondites, sus espacios intersticios. Vemos lo que ellos ven e intuimos con los personajes.
Privado es una película con una tensión de principio a fin que no hace más que crecer y crecer, dobla la caña hasta lo impensado, hasta que sentimos como se empieza a quebrar, pero nunca se rompe, nos mantiene en vilo permanentemente.
Muestra una realidad situacional que se acerca cada vez más. Una casa es ocupada con familia y todo por los soldados del bando contrario. El padre fiel a sus ideales resiste. Con él toda la familia. ¿Qué costo tiene la resistencia? ¿Hasta dónde arrastraremos a los que nos rodean por nuestras creencias? ¿Cuál es el límite? ¿Quién se convierte en el enemigo?. Personajes caminando siempre en un campo minado, al borde de la explosión, al borde de la neurosis, al borde de comenzar una guerra que supera a la guerra de afuera.

Brutal, árida.... aún finalizados los títulos, seguía con taquicardia.

Nuestra propia casa tomada: recién empezada la película el señor de atrás se refiere a un auto sucio diciendo "QUE MUGRÓN". A diferencia del personaje, tomé mi bolso y me cambié de lugar, abandoné mi posición. Me cansé de la resistencia. La próxima optaré por la granada.


por sebadella... el soldado que huye.

2 Comments:

Blogger i.p.n. said...

bien dicho amigo.
Yo conozco un lugar donde las venden a buen precio, y si no explotan, te devuelven la plata. GARANTIZADO!

Por qué se ensañan en sacar al terrorista que todos llevamos dentro?

Sony

Mon Sep 18, 07:58:00 AM 2006  
Anonymous lisa_simpsonlyke said...

Soldado que huye sirve para otra guerra ¿no?
Imaginate si nos hubiésemos quedado a resistir al señor que hablaba -que nos miró con sorna y cierta sorpresa cuando nos corrimos de lugar-.
Yo primero pensé en darme vuelta y decir mi usual "podría hacer silencio, señor, por favor"... pero cuando dijiste "yo me voy", preferí seguirte con mis bártulos a territorios más neutrales y evitar la confrontación por una vez.
Ya estábamos viendo las consecuencias de resistir sin abandonar el lugar en la pantalla y se perfilaban ásperas...

Elisa F.

Mon Sep 18, 08:02:00 AM 2006  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home