Sunday, April 06, 2008

Dos pelis grosas dos.

Sobre Sin lugar para los débiles de los Coen Bros. y El Asesinato de Jesse James por el cobarde Bob Ford de Andrew Dominik



En medio de tanta ida y vuelta y de prolongada ausencia bloguistica me dieron ganas de vuelta... y me dieron ganas de escribir de nuevo porque me tocaron dos pelis que se lo merecen.
El Asesinato... es una peli larga, en un principio es laaaaaarga, pero la excelente composición de las imágenes, la poética impuesta casi como un separador, los silencios, las miradas de los personajes, hacen que uno se sienta inmerso en un clima surreal. Toda la película está narrada como en un sueño, aletargado, modorroso, del que uno no se termina de despertar.

Ya lo sabíamos de Brad, que es buen actor, que se banca ser el lindo, el bueno, el malo, el odioso, el apestoso... y lo acompaña el aún más inquietante, Casey Affleck en el rol de Bob Ford. Mis aplausos para la composición de este personaje.

Los primeros diez minutos de la película valen como ejemplo de lo que será el resto del film.

Impecable, no solo visual, narrativamente... sino que la historia es una puerta abierta de relaciones complejas que no necesitan explicaciones ni regodeos.



En Sin lugar para los débiles también encontré un relato visual y narrativo sin fracturas. No sólo porque Barden inquieta con su mirada y comportamientos tan naturalmente psicóticos sino porque la cacería humana se sostiene en función de tensiones que a veces ni se desencadenan y nos tienen con el corazón en la boca.

Lo impactante de la película de los Coen es que la violencia que muestran es una violencia que no afecta. Grave... gravísimo que no nos afecte ya la violencia... acostumbrados a una violencia aún peor en el noticiero de las doce.


por Seba Della

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home